Archivo mensual: diciembre 2017

Surrender

Aquí rindo los últimos restos de mi existencia.

Mi carne hambrienta, mis pobres ropas, mi salud agotada, mi cuerpo extenuado.

Tan sólo mi sangre es aún joven y fuerte, pero con una fuerza baldía.

Esta tierra será mi Cartago: mi última morada, el testigo de mi voluntad aplastada.

Rindo mis ojos, mis entrañas,estos dientes

la voz que tantas verdades quiere contar, mas no puede.

Espero que la muerte dure mucho, y espero que mi próxima vida me sea más leve.

Hacer algo que deje huella; hacer algo con mi vida, y no con mi muerte, que ha venido tan rápido; esta muerte que yo no esperaba.

Aun en mis últimos segundos, conservo la esperanza; tantos sueños que una vez tuve, tantas legítimas ilusiones, ¿es posible que queden en nada?

Y quiero tan sólo pensar que si ya no mi vida, al menos mi muerte a alguien pueda importarle.

No por lo que yo hice ni por quién fui (nada, ni nadie), no por mi nombre que ya no queda nadie que conozca, ni el de mis padres, ni mi familia, sino por las manos de aquéllos que me van a acabar.

A mí, ahora, sólo me queda esperar…

Esperar que el sueño dure mucho, y que la tierra, y mi próxima vida

en verdad me sean leves.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Poemas