El sueño olvidado

Y dime, por fin,

si es esto lo que querías, si es esto con lo que ocupabas

el vacío que se supone que debían llenar los sueños,

esas entelequias de las que todo el mundo habla,

esas fantasías de hermosos nombres y elocuentes descripciones.

Al oírles hablar, te preguntabas por el misterio de su exquisita pasión,

por la verdad que transpiraba de cada una de sus palabras.

Porque tú jamás sentiste tal cosa, ni usabas siquiera su mismo lenguaje.

No querías llegar a ninguna parte; querías que te dejaran estar donde querías estar.

No querías ser la primera, sólo querías estar sola y que te permitieran estarlo.

No querías una carrera ni una profesión de relumbrón, tan sólo ver cada día la puesta de sol,

y llegar arriba, para ti, significaba sentarte en la cumbre de la montaña mágica,

ver el cielo, el techo de tu mansión; ver el océano entero alfombrando los suelos,

verte rodeada del jardín de tus sueños.

No querías ser alguien, tan sólo ser tú.

Entendías la frase “morir por las estrellas”; las adorabas, eran tus únicas amigas:

te regalaban cada noche su aroma, la verdadera materia de los sueños, de la vida toda.

Eso era lo que deseabas; ése era tu único sueño, el deseo que formulaste antes de nacer:

estar aquí, ahora, ser tú, porque sabías que ser tú era serlo todo,

ser la vida entera, ser el universo, ser Dios.

Tu libertad lo era todo; pero, al contacto con el sucio mundo, lo olvidaste;

trocaste tu deseo verdadero por los deseos de otros;

dejaste que te imbuyeran su credo: que no importaba tu nombre, tu existencia, tus designios;

que sólo importaba llegar, estar delante, ganar.

Querías preguntarles: llegar ¿adónde? Ganar ¿el qué?

¿Llegar antes que el tiempo? ¿Ganar a la muerte? ¿Qué pretendéis? ¿Estáis locos?

Dime si es esto que ves lo que querías; díselo a quien dejaste atrás, a ti misma;

mira a quien entra aquí, ahora, en esta estación, tan lejos de tu casa,

¿es esta tu figura? ¿son éstas tus manos? ¿Por qué tiemblan?

¿Recuerdas cómo era todo cuando tú eras tú?

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Poemas

3 Respuestas a “El sueño olvidado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s