Isabel

Siendo ella pequeña, le mataron a su hermano en la guerra.

Muchos años después, siendo yo pequeña, hablaba ella de la muerte con total desparpajo,

como se supone que corresponde a una religiosa.

Era, como se les supone a las religiosas, tenaz y muy recta, sin que la rectitud llegara a ser nunca intransigencia ni cerrilidad.

Sabía muchas palabras, era la reina de los libros en un convento de cuento de hadas.

Y hablaba de la muerte con mucho desparpajo y naturalidad.

Con una sonrisa franca que poco le veíamos; como buen ser humano, tendría sus preocupaciones,

pero morirse un día no era una de ellas.

Intentaba inculcar el amor por la lectura, enseñaba lo mejor que podía,

pero un hatajo de preadolescentes puede poner de los nervios a cualquiera

hasta a la más inteligente y devota hija del Señor.

Me dijo una vez que jamás me olvidaría, ojalá el mal del olvido no le arrancara su promesa ni mi estampa.

¡Qué gran orgullo y qué gratitud, ahora que tampoco soy una niña

y las palabras adquieren su peso y se remansan en mi alma!

Ahora vuelvo la mirada atrás, después de los años locos de mi juventud en los que nada me importaba, y recuerdo, y veo más nítidamente

a aquella pequeña figura de negro, humilde pero orgullosa, que con modestia y con perseverancia me ilustraba;

ella se alza ahora a través de las neblinas del tiempo, reclama su puesto

junto con tantos y tantos seres que una vez quise y no lo supe hasta ahora.

Sonría, hermana, póngase guapa, que en realidad fue usted siempre bien lozana y de buena prestancia.

Cuénteme otra vez la historia de su hermano, aquél que murió tan joven (“bueno, claro, le mataron”), ayúdeme a sobrellevar el frío que a veces la mente me atenaza.

Dirán ahora algunos con suficiencia, “una vida desperdiciada”,

pero ¿cuál de los hijos del hombre, en realidad, decide su destino, elige su vida?

Sonría, hermana, póngase guapa, mire a cámara, que al otro lado la espera Dios.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Poemas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s