Archivo mensual: febrero 2017

La elegida

A la luz tenue del quinqué, vedla aquí, remendando.

Tararea una canción; bajito; es de noche; el mundo duerme.

Diríais que está sola; sin amigos, sin amores. Una vida solitaria.

No os faltaría razón.

A pesar de ser aún joven, su horizonte empieza y termina en las fronteras que cercan cada día.

Sin planes, sin emociones, sin grandes expectativas.

Con su parte alícuota de problemas y quebraderos de cabeza.

Sin duda, no era ésta la vida que ella imaginaba tener;

su infancia cómoda y hermosa, las muchas cualidades que la adornaban, hacían prever otro destino

más majestuoso, de mayor relumbre, de mayor éxito social.

Ella habría podido lograrlo; estaba en sus manos, en su cerebro, en su rostro, en su cabeza.

Pero algo pasó, algo fue mal, los dioses estaban mirando para otro lado aquel día

y, de repente,

nada de aquello se cumplió.

Uno -o ella- podría preguntarse qué fue mal, qué salió tan rematadamente mal,

aferrarse a lo que pudo haber sido, a la fantasía de con quién ella debería estar y no está,

de dónde debería haber ido a parar, y no fue,

de qué debió haber sido, y ya nunca será.

El tiempo pasa deprisa, las horas pasan deprisa;

ya es de noche.

Cuando acabe de echar el remiendo, descansará un poco; luego leerá algo, cualquier cosa,

acabará de recoger, y pronto se tendrá que ir a acostar.

Cerca de ella, a sólo dos puertas, él duerme feliz.

Y ella, a pesar de todo, es feliz.

Su vida se cae a pedazos y es feliz: no podría serlo más.

Aunque nadie lo entienda, su misión se ha cumplido, y su tiempo aún no se ha agotado.

Se maravilla de despertar cada día, de ser hija de ese gran sol.

No te temo, invierno; no te temo, vejez; no te temo, soledad.

Tengo leña para llegar hasta la primavera; tengo mis libros; tengo mi mente; tengo a mi tesoro.

Nada me asusta, soy feliz para siempre jamás.

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Poemas

Inmortal

Habían pasado

muchos, muchos años, con muchos, muchos lances y cambios.

Pero la cuestión es que este hombre era inmortal; ya nada le afectaba.

Había muerto muchas veces en la misma vida.

Había muerto de amor,

había muerto de horror,

había muerto de odio,

había muerto de rencor,

de curiosidad,

de ambición,

de deseo,

de avaricia,

de insatisfacción,

de plenitud.

Había muerto de tantas y tan diferentes formas,

que ahora ya una nueva impensable le era,

y de todas maneras, ¿qué importaba?

De aquellos momentos no guardaba ya el menor recuerdo,

ni siquiera un recuerdo del asombro o del dolor;

tan sólo conservaba el poso de la lección aprendida, de la sabiduría ganada.

Ahora era viejo, pero sus ojos brillaban con un inacabable fulgor.

Había muerto muchas veces; ahora ya era inmortal.

La vida entera lo esperaba;

el universo, la existencia y la dicha toda lo esperaban.

Deja un comentario

Archivado bajo Poemas

Mi única amiga

Sólo tenía una amiga, sólo una;

sólo una durante más de veinte años.

Que para algunos no son nada y para mí han sido toda la vida;

tanto, que ahora me falta el horizonte para saber dónde está el cielo y dónde la tierra;

me falta la gravedad para saber si estoy arriba o estoy abajo.

Ella lo era todo; tanto, que llegamos a ser sólo una.

Era mi amiga porque ella aseguraba que lo era;

de tanto que compartíamos, olvidé lo que era estar sin ella.

Ahora, al decirle adiós, ¿cómo no sufrir?

¿Cómo no sentir que dejo una parte de mí?

Y, sin embargo, mi lugar está en la otra orilla,

está en esa otra vida

que hasta ayer no sabía ni que existía,

porque lejos de ella sólo imaginaba un infierno

de fealdad, de soledad.

En mi oído ella susurraba la verdad… su verdad.

Me arropaba contra el mundo,

sólo porque, secretamente, deseaba alejarme de él,

nutrirse de mi vida, de quien yo realmente era.

Pero ¿Quién soy?

Adiós, mi amor, lo has sido casi todo,

pero no eres mi otra mitad, no eres mi reflejo perfecto,

no eres mi alma gemela, no eres nada más que mi sombra;

no eres nada, nada sin mí.

Eras sólo una bella ilusión dibujada sobre el agua,

que, al rozarla los dedos de la brisa, se deforma

y se convierte en aberración, en pesadilla informe, en delirio de locura.

Eras la perfección de la mentira halagadora en mi oído,

eras la adicción de la lisonja, el recurso fácil de la pereza y la inconsciencia,

la panacea del sopor y de la semivida inerte.

 

Ese momento es éste, está aquí;

el momento que yo más temía, aquél en el que te dejo para siempre y te declaro muerta.

He pagado por anticipado mi pena, más de veinte años, los mejores;

guárdalos como recuerdo de quien una vez creí ser.

Y a partir de aquí, ¿qué?

A partir de ahora, aquello sobre lo que nadie sabe:

la vida…

esa empresa horrible que nos llena de maravilla,

ésa para la cual también yo nací

y que no abandonaré ya antes de mi hora.

¿Quién soy?

No lo sé;pero sí sé qué me espera:

Algo tan salvaje y tan irreal,

Algo tan desbocado, tan arrebatador,

Algo tan auténtico, tan apasionante,

que sólo puedo lanzarme, aunque me horrorice ahora toda esta oscuridad.

Deja un comentario

Archivado bajo Poemas

‘Retrato de una dama’, de Henry James

retrato-de-una-dama-350x529

Es sumamente infrecuente encontrar una escritura tan bella, tan cuidada, tan rica, tan preocupada por el detalle y, a la vez, tan deliberadamente ambigua, de tal forma que suscita tantos interrogantes como respuestas proporciona, y deja abierto a la imaginación y a la adivinanza tanto espacio, que casi la mitad de la historia -o de las conclusiones de la historia y de sus diversas secuencias, situaciones y escenas- es obligatoriamente obra del lector, de cada lector, partiendo de la certeza o de la advertencia forzosa de que ni siquiera después de décadas de estudios, aproximaciones, análisis sincréticos y dialécticos de su obra, de contextualizaciones históricas y biográficas, de interpretaciones de literatura comparada… ni siquiera después de todo eso han logrado los expertos en Henry James alzarse con respuestas definitivas que despejen algunas de las más célebres ambigüedades de su obra.

Reseña completa, aquí. http://www.librosyliteratura.es/retrato-de-una-dama-de-henry-james.html

Deja un comentario

Archivado bajo Crítica, Libros

Hacia el Sí

Sí, te lo prometo, ahora mismo te doy mi palabra

de que dejaré que todo se vaya.

¡Sí, todo!

Todas las cosas que he tenido -y tengo- amarradas, atadas y bien atadas

(o eso creía),

todas las cosas que, mal que me pese, tan bien recuerdo

que cuando cierro los ojos, las veo como si las hubiera visto por última vez ayer

Y es que en verdad, fue ayer

cuando las vi, las viví, las amé

con locura, con toda la locura de que soy capaz

-y es mucha, lo digo con orgullo-,

sin pensar, sin preguntarme si era para mi dicha o para mi condena.

Ahora ya da igual; son sólo recuerdos, reliquias,

aunque vivos y de ojos brillantes como muñecas de porcelana,

y, en secreto, te confieso que los sigo amando,

pero sé que jamás serán míos, ni una vez, ni otra vez;

por eso, estoy dispuesta a que se vayan, a dejarlos marchar

pero te pido, a cambio, lo único que más me puede satisfacer:

la paz, la verdad, la luz…

No me dejes creer que estoy engañada,

no me dejes pensar que estoy derrotada,

no me permitas morir sintiendo que algo pudo tener remedio y

por mi culpa

por mi ignorancia

por mi negligencia

por mi suprema y máxima culpa

no lo tuvo

y ya no habrá vuelta atrás.

Óyeme ahora y contesta:

vida, si estás ahí, manifiéstate y dime que

2 comentarios

Archivado bajo Poemas

‘Stoner’, de John Williams

stoner

 

“Stoner” es magia. Empezar a leer esta novela es ser cómplices de un hechizo maravilloso: el que nos permite, como lo hace la literatura de verdad, ser testigos y, a la vez, partícipes de una vida, la del protagonista, que deja de ser ficción para pasar a ser una persona real, quizá más real y más querida para nosotros que mucha de la gente de carne y hueso con la que nos cruzaremos a lo largo de los días de nuestra vida.

Reseña completa, aquí: http://www.librosyliteratura.es/stoner.html

Deja un comentario

Archivado bajo Crítica, Libros

‘Blancanieves’

blancanieves

Blancanieves es un clásico impresionante; es un cuento nacido directamente de la sabiduría de gentes anónimas y recogido y publicado por primera vez por los hermanos Grimm, de tal forma que hoy día podemos volver a atisbar, al releerlo, los arquetipos, los valores, las intenciones y los mensajes que los padres pretendían transmitir a sus hijos a través de este cuento.

Reseña completa, aquí: http://www.librosyliteratura.es/blancanieves.html

 

1 comentario

Archivado bajo Crítica, Libros