Archivo mensual: octubre 2016

mirror, mirror

I (h)ate(d) all the way down

I ate all the way up.

Fast, fast, fast down

eat, eat, eat up

and slow

slow

slow

slow

for that’s the pace on the road to self love

and self forgiveness

and self respect

and reassurance.

This forty-year desert wandering/wondering

has now come to an end

as I fell, like your ordinary Alice,

through the crack in the mirror.

After the rat race (to nowhere)

has come the self embrace.

lovE|Evolve

And up, up, up I go

one bite at a time,

from rock bottom

to rock star.

So Betty, when you call me

you can call me

recoverED.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo In English, Poemas

Rey David

Decidme cielos, si es verdad que yo,

yo que no soy nada, que  no soy nadie

soy el amado de su corazón,

que me ama aquel a quien nadie sabe cómo amar.

Él me ama y quiero gritarle que se equivoca,

que no puede ser todopoderoso ni omnisciente,

que no puede ser omnímodo ni imparcial,

que no puede ser supremo ni absolutamente lleno de gloria, saber, verdad y gracia

porque ha elegido amarme a mí.

A mí que no soy nada y sin embargo lo soy todo,

a mí que soy todas las cosas personas seres y criaturas,

a mí cuyo tiempo de vida no significa nada y se reducirá a la nada en el momento en que exhale mi último aliento,

a mí ha elegido vestir de brillantes y ricos ropajes,

a mí ha elegido colmar la copa de néctar y ambrosía,

a mí me ha ofrecido la mesa llena de manjares y regalos,

a mí ha querido defender de todos los enemigos y hostilidades,

a mí ha dado alas para ser libre, y pies para recorrer la alfombra de pétalos de rosa delante de todos los que me quieren mal,

y a mí ha elegido castigar y hacer caminar por brasas encendidas,

por hielos candentes,

por noches eternas,

para obligarme a recordar que sólo él brinda consuelo,

que sólo él es mi hogar.

Dulce penalidad que a él me ha acercado, bendita sea.

Y ahora no me avergüenza mostrar mis arreos y mis alhajas,

para que sepan todos que es a mí a quien ama,

para que yo sepa que hurtarme a la mirada del mundo es ultraje y ofensa a su nombre.

Sí, mundo, escucha, aunque luego haya de callarme para siempre, atiende este segundo:

él me ama, ya nada más necesito, ya solo nosotros bastamos.

2 comentarios

Archivado bajo Poemas

blast from the past

bastante lejano, además.

 

2 comentarios

Archivado bajo Otros, vida real

Y por fin he entendido tu significado,

por fin he aprendido tu inexplicable idioma sin enseñanza ni gramática.

Enterraré mi rostro en tu cabello mientras los metales del tiempo se bruñen en él:

oro, bronce, plata.

No querré otro espejo que el de tu mirada, donde siempre encontraré

el amor por mí que yo misma jamás tuve.

Adornaré tu nombre con brotes de flor de cerezo,

esa magnífica imagen de la maravillosa impermanencia,

la única palabra que no se deforma por más que en mi mente la repita

como un mantra

como un mantra.

Y jamás el tiempo arañará tu perfecta belleza, por más años que vivas,

ni cambiará mi amor por más cambios que en ti encuentre,

porque tú eres la magia que nunca envejece,

el maestro que me enseñó lo que es imposible de enseñar, ni puede en palabras ponerse.

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Poemas

‘Parque Gorki’

Una novela seminal, como se suele y se puede decir. Se pasa por el rodillo todos los hombres que no amaban a las mujeres y demás.

22423g

Parque Gorki es, en realidad, la descripción de una lucha entre opuestos que, por serlo, se necesitan mutuamente y se definen merced a la existencia del otro, en una lucha antagónica que no necesita casi de más argumentos externos para seguir adelante hasta el final. Y la propia estructura de la novela reproduce ese juego de espejos, pues el final no es más que el reflejo del inicio, aunque un reflejo perfeccionado, pues pocas veces he tenido el placer de leer un colofón tan hermoso, tan perfecto y tan significativo como el que corona esta excepcional novela, cuya brillantez en ningún momento queda deslucida por las ocasionales incorrecciones y desajustes de traducción, en algunos casos más molestos que en otros.

Reseña completa aquí: http://www.librosyliteratura.es/parque-gorki-de-martin-cruz-smith.html

Deja un comentario

Archivado bajo Crítica, Libros

Per aspera

Era más fácil decir No, no, siempre no.

Decirlo sin pensar, decirlo como quien escupe,

como palabra odiada, de sabor amargo, pero que se lanza con el placer malsano de la venganza.

Un no al mundo, un no a la vida.

No. Ahora os vais a enterar. No. Yo también sé decir No. Yo también sé hacer No.

Cerrar la puerta, tirar la llave.

Sólo una puerta y sólo una llave, como las de las celdas.

Y tú, ¿estabas fuera o dentro?

Tu palabra se repetía y resonaba dentro de tu pequeño y vacío cuerpo,

como una vieja pelota dentro de una caja de resonancia.

Muñeca hueca, juguete equívoco, castillo a medio construir, rompecabezas de un millón de piezas.

Estabas a punto de decir No a todo salvo a esa existencia,

sentarte a la sombra cada vez más exigua de este sauce, dormir mientras llorabas, o llorar mientras dormías, así hasta el último día, hasta la última noche.

Era más fácil así, o lo habría sido.

Tu cabeza decía no.

Pero tu cuerpo dijo Sí.

Tu cuerpo quería vivir.

Tu cuerpo dijo No.

Porque no quería morir.

Tu cuerpo quería gritar.

Tu cuerpo quería sangrar.

Tu cuerpo quería crecer, habitarse a sí mismo,

desafiar aquellos límites que tú le habías impuesto,

romper tu estúpida coraza, dictarte a ti sus reglas.

Tu cuerpo quería plegarse y desplegarse, soñaba con ser gaviota;

quería crecer y tocarse, conocerse,

quería bailar, saltar, abrirse y cerrarse, soñaba con ser flor;

quería yacer, simplemente estar, bajo el sol de verano o bajo cualquier sol. soñaba con ser mariposa.

Quería sentirse agua, sentirse fuego,

sentirse aire, sentirse tierra mortal y efímera pero, en su mortalidad, fresca y sabrosa;

Tu cuerpo dijo Sí, no quería la eternidad de tu pomposa sombra; no quería ser tu mística rosa, el ropaje de tu martirio;

tu cuerpo quería expandirse hasta el cosmos, alzarse de puntillas; soñaba con ser polvo estelar; soñaba con ser lo que ya era.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Poemas

‘El tiempo de la luz’, de Silvia Tarragó

el-tiempo-de-la-luz-350x534

Para contarnos que existió [la Avenida de la Luz] y lo que fue de ella, Silvia Tarragó imagina y coloca en ella a unos personajes, adolescentes cuando empieza la historia y, significativamente, se inaugura la galería comercial, y cuya vida pasa por sus episodios más importantes ya sea en la misma galería, ya sea simbólicamente de forma conexa a ella.

Reseña completa, aquí: http://www.librosyliteratura.es/el-tiempo-de-la-luz-de-silvia-tarrago.html

1 comentario

Archivado bajo Crítica, Libros