“Ser feliz en Alaska”

ser-feliz-en-alaska-195x300

El tres se suele relacionar con lo místico, con lo elevado en el plano espiritual, y esto se cumple también en el caso de la trilogía santandreana. En Ser feliz en Alaska, Santandreu da un paso más allá (y también más arriba) de donde nos dejó en Las gafas de la felicidad y se adentra en terrenos un poco menos prácticos, menos apegados a la cotidianeidad, y un poco más pertenecientes al imperio de lo ideal, en su doble sentido de concepto relacionado con la idea y de sinónimo de perfecto y deseable. Si en sus dos manuales anteriores Santandreu nos brindaba pequeñas píldoras de aplicación bastante sencilla para evitar terribilizar, aprender a aplicar la bastantidad en nuestra vida y a que Pepe dejara de ponernos de los nervios (porque Pepe no puede ponernos de los nervios, sino que somos nosotros, con nuestro pelmazo discurso interior, quienes nos ponemos de los nervios a nosotros mismos siempre que Pepe hace cualquier cosa que no nos gusta), en Ser feliz en Alaska pone el tejado al edificio y nos invita a completar nuestro entrenamiento y a aprender a ver las cosas de otra manera.

Leer la reseña completa aquí: http://www.librosyliteratura.es/ser-feliz-en-alaska.html

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Artículos, Crítica, Libros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s