Pequeñas tragedias

Una vez hablé por teléfono con Bagdad,

justo antes de que hicieran volar los postes de telecos.

Desde entonces, no conozco a nadie que viva en Irak,

ni tampoco en Somalia o Afganistán.

No conozco a ninguna niña que se prostituya en Bangkok,

ni tampoco a niños que se alimentan de un muladar en Katmandú.

Sólo conozco a un chico que recorrió diez veces diez mil kilómetros

porque buscaba como un poseso el último lugar donde había sido feliz

(no se acordaba).

Y a una chica que lo más cerca que estaba de la amistad

era cuando rompía a llorar por teléfono mientras pasaba la mopa por su casa vacía.

Y a un chico que se resignó a una vida triste y solitaria

porque pensaba que el amor era un grave pecado.

Y a una chica que enterró su soledad bajo nieve

porque pensaba que sus lágrimas a nadie le importaban.

Y a un chico que decidió ponerse enfermo

para que sus padres por fin se dieran cuenta de que existía.

Y a una chica que jamás dormía ni de noche ni de día

para poder hablar por un ordenador a gente para quien ella no era nada.

Y conozco y he conocido a un montón de gente equivocada,

de gente cuya vida era, de lejos, una comedia

y de cerca la mayor tragedia.

Gente cuyos nombres colecciono como cuentas de una pulsera

y que no olvidaré nunca.

Gente que va y que viene, dejándose poco a poco la piel a su paso

como los guijarros que el agua del río remueve.

Sus voces resuenan aún en mis oídos como el eco de aquellas palabras desde Bagdad.

Que, por cierto, pertenecían a un chico que sólo quería ayudar sin que el mundo conociera su nombre.

Anuncios

7 comentarios

Archivado bajo Poemas

7 Respuestas a “Pequeñas tragedias

  1. Qué bonito, Leire. Le das a todos los palos con bastante acierto. Eres un ejemplo a seguir… Besitos

    Me gusta

  2. Me has estremecido… Has puesto tanto sentimiento y tanta desgraciada realidad en este poema… Me ha entrado pena y una gran crítica hacia lo que es la vida, hacia lo que somos… Ha sido precioso, aunque triste. Un beso grande

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias por compartir lo que has sentido. Para mí como autora es muy interesante saber qué inspira lo que escribo. En cuanto al poema en sí, todas las personas a las que aludo son gente que he conocido de verdad. Supongo que todos hemos conocido mucha gente cuya vida es una pequeña tragedia. ¡Un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s