La habitación

Cuatro paredes y ningún muro.

Un techo, y no de cristal.

Una hoguera para no temer al invierno, la ventana abierta sin rejas ni celosía.

Para ver y que me vean. Sin nada que esconder.

Dentro pero a la vez fuera; un escritorio y la pluma, una espada y una rosa.

Los pétalos y las estrellas, el arco iris y la luna, todo a una.

Es mi habitación.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Poemas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s