La tierra con nieve encima, el aire seco y frío, tu reino

Donde puedes reinar de ahora en adelante, donde siempre has podido reinar, sin saberlo.

El aire vacío, que no pesa;

la nieve pura, la tierra debajo, nada más.

La tierra que siempre estuvo ahí, aquí, bajo tus pies.

El espacio sin tiempo, el jardín que nunca envejece.

El lugar donde los recuerdos cristalizan y cuelgan de las ramas de los árboles

siempre jóvenes.

No hay nada más.

Por encima de la nieve, el cielo azul

y nada más ahí fuera.

Nunca hubo nada más

que un gran azul por encima de todas las cosas

incluso por encima de la nieve que cruje bajo tus pies y no da frío ni hiela.

La nieve como arena con la que construyes un castillo.

Y las yemas de las flores, siempre verdes, protegidas por su abrazo

esperando a salir,

en un tiempo sin minutos, sin horas, sin años.

Tu imperio.

Siempre fue así,

sin pensar, sin necesitar más, esperando nada, estando aquí.

En tu reino de cristal,

con muñecos de nieve tocados con sombrero

y gloria de las nieves, acónitos de invierno, galantos e iris

y ya saliendo las primeras campanillas de primavera

en tu mundo de puro cielo, de vernal invierno.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Poemas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s