Lo que no tengo no me falta, ni lo que tengo dos veces me sobra.

Si no, ni me falta ni me faltará; si sí, bienvenido será.

Gracias a ti, gracias a ti, y gracias a ti.

Después de unas lágrimas, ya me volverá a bastar ver el sol arder

encima de mi cabeza y bajo mis pies

con flores que se abren y se marchitan, con flores que nacen y mueren.

La vida es así y lo será

gracias a ti, y gracias a ti.

El cielo ya no está sobre mi cabeza, sino todo dentro de mí

y el  mundo y los monumentos de los hombres

y las letras escritas todas y las historias

y el cumplimiento de los deseos y las auroras

y la materia sólida y líquida,

y las cuerdas cósmicas y la música de los planetas

y la rotación y la traslación del tiempo proyectado

y nada de lo que falta, ni nada de lo que sobra

gracias a ti, y gracias a ti.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Poemas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s