Ya pasa otro día agotador, otro día de cumplir tu misión.

Tu misión de casi salvar al mundo, sin que se dé cuenta.
Mientras nadie lo sabe, te quedas en vela (¡tantísimas noches de tu vida!)
observando cómo se forma en tu mente otra idea genial.
¿Dónde andarás ahora? ¿En qué locas aventuras te has enredado esta vez?
Cada vez más canas quedan en tu peine, y sin embargo eres
la casiheroína más pequeña del mundo.
Una casisuperheroína que nunca descansa,
con siempre miles de problemas enormes que solucionar.
¡Alguien tiene que preocuparse de todo eso!
¡De lo que nadie más se preocupa, nunca!
A alguien le tenía que tocar esa misión.
Casi has salvado al mundo tantas veces que podrías llenar varias vidas humanas con tus victorias;
sin embargo, por el día te calzas tus gafas y ya nadie puede verte.
Siempre has estado a punto de darle la gloria al mundo;
sólo ha faltado un gramito de paz; sólo un pasito
de tus sueños a la realidad.
¡Cuántas veces has salvado a toda la humanidad mientras dormías
y ni tú misma lo has sabido nunca!
Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Otros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s