La teoría de la relatividad

Según la cual, para algunas (muchas) personas eres insignificante; para otras (cantidad más o menos grande), odioso; para algunas de allá (cifra variable según cada caso), estimable, más o menos importante, más o menos valioso, más o menos admirable; para la mayoría, simplemente no eres nada ni nadie.

Pero, para una persona o quizá, si tienes suerte, para dos o tres (¡y puede que incluso más!), eres algo grande, un regalo, una maravilla, un hallazgo especialmente afortunado, un milagro, un monstruo de la naturaleza, un amor, la mitad de su corazón.

Sin embargo, aquí hay siempre un grupo que tiene razón, mientras que sus antagonistas se equivocan.

Y, mira, tiene razón -siempre- el grupo al cual tú decidas pertenecer.

En este caso, la ciencia juega a tu favor.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Otros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s