¡Qué grato es ser uno más! ¡Qué pesada losa es a veces la de nuestra individualidad!

Inoportuna marca, que nos hace destacar cuando menos deseamos ser destacados.

Cuando lo único que deseamos es fundirnos con lo demás, ser uno solo. Una voz, una apariencia y un pensamiento, una intención.

¡Qué balsámico es el abrazo de la mayoría anhelada! El abrazo más deseado, más que el de un amante; y eso, a pesar de que su abrazo más nos asimile que nos acepte.

¡Qué grato es sentir que nuestra voz, por fin, se acopla a la que oímos; que con nuestro paso, por fin, sabemos llevar el ritmo adecuado!

¡Qué inmenso consuelo el de estar menos solo, el de formar parte de algo!

¡Qué belleza la de ser un átomo en un poderoso haz en pos de su destino!

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Otros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s