Cada día más que paso con Google a mi disposición es un día en el que crece un poco más mi convencimiento de que, a menudo, cuanto menos sepas de las cosas que te gustan, más las disfrutas.

En esto me he vuelto a ratificar hoy mismo, después del disfrute de una película sublime. No he podido evitar meterme en Google y luego en iMDB para leer sobre ella y enterarme de datos, de detalles o de anécdotas que ignoraba. Al cabo de un ratito, tal como había decidido hacer, lo he dejado. Es mejor así.

Prefiero disfrutar y regodearme de cuánto me gustan las cosas que me gustan a correr el riesgo de descubrir que están hechas de polvo, barro y cenizas.

Anuncios

Deja un comentario

27 de enero de 2013 · 20:18

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s