El periodismo y tú

Cuando era estudiante de periodismo, y también antes y después de eso, me harté y me sigo hartando cada día más de repetir que la educación, la formación humanista y la información veraz también salvan vidas. Todavía hay gente que cree que son competencias menores y que con médicos, ingenieros y trabajadores que produzcan cada vez más y mejores productos tecnológicos ya está salvado el mundo.

Pues tengo que comunicarles que no. Se equivocan quienes así piensan. La medicina, en efecto, y la ciencia pura y hardcore salvan vidas, sí; la educación y el saber, también. La diferencia es que unas pueden suponer la diferencia entre la vida y la muerte, o entre una calidad de vida peor y otra mejor, en cuestión de días, de semanas, o de segundos, y los efectos saltan a la vista; las otras no producen un resultado tan impactante ni tan fácilmente apreciable, ni, por sí mismas, pueden rescatar a nadie de la muerte. Son, en cambio, arma y escudo, coraza sin igual y fórmula mágica para la mente, y poderoso alimento y acicate para el talento, la motivación y la inteligencia. En suma, el saber es un poder que podemos adquirir y administrar libremente, y hacer que nuestra vida sea, quizá no más larga, pero sí más ancha y más agradable.

Un ejemplo muy sencillo y actual nos lo proporciona la crisis y el caso de Bankia. Uno puede ignorarlo todo acerca de las finanzas, la macroeconomía, la banca, la bolsa, el funcionamiento de la Unión Europea, la alta política y las sutilezas de la diplomacia interpueblos, que es lo que nos pasa a casi todos. Entonces, tiene dos opciones: o hacer como Vicente y dejarse llevar por el pánico, prestando oídos a las campanas de “corralito”, “quiebra”, “devaluación”, “recorte”, “ruptura de Europa”, “rescate”, etc. y metiendo todos esos términos en el saco sin fondo de los oscuros presagios, o bien hacer por informarse, preguntar a quienes saben más por el significado de esos términos, leer cuanto más mejor (aunque todavía tropiece con todos esos tecnicismos) y, en suma, tratar de entender qué es lo que está pasando, qué quiere decir cada cosa. Cuanta más información comprensible -recalco esa última palabra- tenga una persona, cuanto mayor sea su dominio de un tema, más poderosa será y, por consiguiente, más independiente y más fuerte.

Y a mayor independencia, menor peligro de convertirse en víctima. Porque una persona ignorante es una persona vulnerable: al engaño, a la violencia, al sectarismo, al prejuicio, a la maldad. Si la educación es considerada pilar del desarrollo y de la dignidad de la persona en todos los países civilizados no es por casualidad. Es porque lo que aprendes es un arma que, a diferencia de las armas materiales, tangibles, nadie te podrá quitar nunca.

Ahí radica parte del valor que tiene el periodismo, la propagación de información veraz y lo más ecuánime posible, como profesión, y el reconocimiento que merece como labor de personas cualificadas para ello. El periodismo no se limita a retuitear mensajes, a grabar vídeos o sacar fotos con nuestro móvil o nuestra cámara y subirlos a la red y que los vean en Youtube, ni, en suma, a prestar testimonio de algo que ha pasado. Es un ejercicio que implica un código deontológico, ético, de obligado cumplimiento, tan vital para la profesión de periodista como el juramento hipocrático lo es para los médicos. Porque la información clara, veraz y contrastada puede mejorar la vida de las personas y ayudar a hacer un mundo mejor. Por eso no sólo es importante que los periodistas seamos conscientes de cuál es la esencia de nuestra labor, sino que también debe serlo el consumidor regular de medios (que hoy día somos todos, lo queramos o no). Aunque no sea más que por afán de supervivencia, por saber que la información de calidad puede hacer que la vida de uno mismo sea mejor.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Otros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s